Cómo crear con éxito su propia empresa de traducción

Como traductor autónomo, poner en marcha tu propio negocio puede parecer una tarea casi imposible. Trabajas desde casa, lo que significa que tienes pocas oportunidades de establecer contactos y dependes del boca a boca para conseguir nuevos negocios. No tienes mucho dinero para invertir en equipos o materiales de marketing. Y, como autónomo, ni siquiera te pagan la baja por enfermedad. ¿Cómo hacer que todo funcione? Es un reto, pero no es imposible. Como traductor autónomo, ya tienes muchas de las habilidades necesarias para empezar tu propio negocio. Pero hay algunas cosas que tendrás que desarrollar antes de sentirte preparado para emprender por tu cuenta. A continuación te explicamos cómo puedes crear con éxito tu propia empresa de traducción.

Network Like Crazy

Los soloproductores de éxito son excelentes creadores de redes. Si quieres trabajar con más clientes, tienes que conocer a más clientes. Esto significa asistir a eventos locales de networking y unirse a asociaciones profesionales de tu sector. También significa utilizar con frecuencia las redes sociales para conectar con clientes y socios potenciales, ser un colaborador valioso en comunidades (como Translator Daily o Translation Desk en Facebook) y hacer un seguimiento de las personas que conozcas, incluso si no tienes nada específico que ofrecer de inmediato.

Poner en orden tu casa financiera

Como autónomo, no tienes licencia por enfermedad, vacaciones ni ningún otro beneficio. Esto puede dificultar el inicio de tu propio negocio. Por otro lado, si llevas un tiempo trabajando como autónomo, ya tienes cuentas establecidas, clientes que te pagan y flujos de trabajo establecidos. Esto significa que tienes un flujo de ingresos ya hecho que puede mantenerte mientras haces despegar tu nuevo negocio. Para asegurarte de que tienes suficiente dinero para poner en marcha tu negocio, deberías crear una cuenta de ahorros separada. Esta cuenta se dedicará a financiar su negocio y los gastos relacionados con su puesta en marcha. Puedes retirar dinero de esta cuenta siempre que lo necesites, pero debes hacerlo de la forma más frugal posible. También deberías crear una cuenta de ahorros separada para financiar tu jubilación y otros objetivos financieros a largo plazo.

Construir un sitio web

Un sitio web es la piedra angular de casi cualquier negocio. No es sólo una herramienta útil para tus clientes; también es una forma de construir tu reputación como empresa fiable. Empezar su negocio con nada más que un logotipo en una tarjeta de visita es como empezar una conversación con un apretón de manos. Son buenos modales, pero no le hará ganar dinero. Un buen sitio web le permitirá añadir su información de contacto, una descripción de sus servicios, una lista de sus cualificaciones y una forma de que los clientes se pongan en contacto con usted. Dependiendo del tamaño de su negocio, puede que también quiera añadir otras características a su sitio, como una lista de sus clientes anteriores y actuales, un blog y una lista de precios. Incluso puede querer añadir una muestra de traducción o interpretación.

Invertir en publicidad

La publicidad suele considerarse un mal necesario. Después de todo, a nadie le gustan los anuncios y cuestan dinero. Pero también son una forma probada de conseguir nuevos clientes. Tanto si decides hacer anuncios de pago en Google o Facebook, como si decides invertir en carteles, folletos o anuncios de radio, tendrás que reservar un presupuesto para publicidad. Este presupuesto debe ser suficiente para dar a conocer su nombre y establecer su marca, pero no tanto como para arruinarse antes de que lleguen sus primeros clientes reales. También debe considerar la posibilidad de invertir en software y formación relacionados con la traducción. Si su empresa va a ser algo más que una operación unipersonal, probablemente querrá utilizar software de traducción. E incluso si se trata de una sola persona, un buen software puede facilitarle la vida.

Elegir las herramientas adecuadas

Los autónomos suelen conformarse con un software barato y un hardware incómodo y poco potente. Pero como propietario de un negocio, no tienes que conformarte con lo barato o con lo que no es de calidad. Dependiendo del tipo de trabajo que tenga previsto realizar y del tamaño de su empresa, puede que quiera invertir en un software de gestión de la traducción, un sistema de gestión de la traducción, un software de revisión de la traducción, formación en gestión de la traducción, un sistema de gestión de proyectos, formación en gestión de proyectos, equipos informáticos, mobiliario de oficina o incluso una cabina de traducción o interpretación. Dependiendo del tipo de negocio que tengas, es probable que haya algunas herramientas esenciales de las que no puedas prescindir. Por ejemplo, vas a necesitar un ordenador o un equipo informático. También es posible que quieras un servidor seguro si trabajas con material confidencial.

A estas alturas, deberías tener una buena idea de hacia dónde se dirige tu negocio.

Debería tener una mejor idea de cómo funcionará su negocio y del tipo de clientes con los que piensa trabajar. También debería tener una red más sólida de clientes potenciales, un sitio web que refleje su profesionalidad y las herramientas necesarias para realizar el trabajo. Ahora es el momento de tomarse en serio su negocio. Si lleva tiempo pensando en crear su propia empresa de traducción, es ahora o nunca. Ahora es el momento perfecto para poner en marcha su negocio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.